11 may. 2011

dimensiones

dimensiones de vida, no pretendo hablar de mis dimensiones físicas que son desproporcionadas pero que a su vez son también mis consejeras, porque me ayudan y permiten verme en cada momento, en cada situación.
Sí, puedo ver que así es, de que cuando estoy lejos de mí mismo, cuando más me olvido de mí, entonces mi cuerpo se empieza a engrandar, a hincharse, mi forma se va redondeando rápidamente, sin embargo cuando estoy cerca de mí, cuando estoy atento, presente conmigo mismo , mi cuerpo se desinfla y me siento más ligero. Aunque la verdad es que muchas veces no sé que es lo que pasa primero, si lo uno o lo otro, si me desinflo porque estoy más presente y más atento; o si estoy más conmigo mismo porque me desinflo, tendré que seguir observando.
Pero dicho esto, de las dimensiones que quería hablar era de las dimensiones del alma.., del espíritu, porque esta mañana escuchando un programa de radio en el que hablaba el Doctor Francisco Mora ( Catedrático de Fisiología de varias Universidades), en un momento el presentador , Juan Ramón Lucas , le preguntó : El Espíritu existe? Y Francisco Mora respondió sin pestañear: NO, el Ser Humano es todo biología , afirmó ; me impactó su respuesta tan contundente y vehemente y seguí escuchando toda la entrevista y realmente me gustó y puedo estar más o menos de acuerdo con lo que dijo pero es evidente que para él es claro.
Entonces empecé a pensar en las diferentes dimensiones de la vida que son distintas en cada ser humano y que en un mismo varían y cambian a lo largo de la vida.
Me gustó oír al Profesor que el cerebro humano pesa un kilo y medio y eso es lo que hace que nosotros podamos percibir la vida como la percibimos. M e abrumó tanto dato y tanta información , incluso me llegó a asombrar , pero a su vez me hizo darme cuenta de que todo lo que pensemos que sabemos o dejamos de saber , da igual, la vida va por otro lado.
La vida se manifiesta, y no sabe de cosas, de números, del peso del cerebro, de la meditación , de las religiones, ni del amor siquiera, la vida se manifiesta, necesita manifestarse , bien sea en un ser humano, animal o lo que quiera que sea que le permita manifestarse, vivir.
Y era claro percibir en mí como todo siempre tiende hacia la vida, todo quiere vivir, y es esa misma fuerza la que hace que la sanación se produzca, no hay que luchar, solo no entorpecer, apartarnos con nuestras ideas , conceptos y condicionamientos para que la vida se manifieste, tome forma.
Me preguntaba; qué es tener razón? Qué más da si existe o no existe Dios? O si esto es así o de la otra manera? Qué más da? Para qué sirve todo esto? Si la vida va por otro lado.., estamos enredados continuamente en esto en aquello, queriendo saber , controlar, qué es todo esto?
Estando con todo ello durante el día de repente oí como las bisagras desengrasadas de una puerta hicieron el ruído de abrirse, sentí las bisagras y ví como la puerta se abrió, me adentré sigilosamente y la traspasé,pude percibir como otra dimensión se abría en mí, una dimensión nueva, desconocida, un lugar sin juicio , un lugar donde todo está bien.
El día de hoy lo pasé en este lugar, en esta nueva dimensión de mí mismo.
No sé si mañana continuaré en esta misma dimensión o no ;
pero , y qué más da?


2 comentarios:

  1. Gracias por el link.
    Despues de escuchar al Dr. Mora, hablando con tal vehemencia y determinacion, me parece el mundo mas grande y lleno de luz. Comprender lo que somos y lo que nos envuelve es realmente magico y tambien hace muy feliz oir la música de Mozart, te despoja del artificio de lo cotidiano.

    ResponderEliminar