3 feb. 2011

ayer por la mañana

Durante la noche todas las luces de la casa estaban encendidas, lo cual no era normal, siempre había un momento en que Mouni o Sarah apagaban las luces, pero ayer habían quedado encendidas toda la noche.
Por la mañana al despertar seguían encendidas y no había nadie en la cocina ni en la sala, lo cual no era normal, era como si no hubiera nadie en la casa.
Salí de casa para dar un paseo y de repente me viene una idea a la mente : Y si están muertos? Sí ellos están muertos. Una vez que surgió este pensamiento, a cada paso que daba se iba haciendo más y más fuerte, empezaba cada vez a coger más poder; se estaba empezando a montar la película; me decía, yo aquí en Inglaterra sin casi saber inglés, y solo yo en casa , si están muertos, seré el único sospechoso y Scotland Yard me hará preguntas, y no me puedo expresar bien en inglés, tengo que llamar a Paco(un amigo abogado de Coruña que habla inglés), que venga para aquí a ver si me puede ayudar. Seguro que voy a la cárcel, y no podré explicarme, encontrarán mis huellas por la casa, pensarán que los maté yo, qué voy a hacer ahora?
Cada vez la historia cogía más y más fuerza, y yo me iba empequeñeciendo a medida que la historia crecía y se desarrollaba.
De repente me paré y lo ví, me dí cuenta, dije : Esto es la mente, me tiene totalmente atrapado, y no puedo hacer nada para salir de ahí de esta angustia que se manifestaba en el cuerpo en forma de bola en la garganta y movimiento en la zona del pecho, como una nube negra en movimiento.
Me dí cuenta de que era la fuerza de la mente, seguí caminando y la historia se desvanecía poco a poco, pero por momentos resurgía con mucha intensidad y me volvía a atrapar, pero ya me había dado cuenta que era la mente y el tiempo que me tenía atrapado era menor.
Poco a poco se iba difuminando hasta que cuando llegué a la casa me encuentro con la rueda del coche pinchada y nadie en la casa pero el coche de Mouni no estaba aparcado , con lo cual era señal de que había salido y eso me tranquilizó; al rato llegaron, venían de hacer compras. Ellos totalmente ajenos a mi historia estaban viviendo lo suyo, todo se desvaneció sin más.
Pero pude darme cuenta de que cuando algo te atrapa en la mente , me identifico plenamente con ello, le doy fuerza y poder y creo que yo soy eso que pienso y vivo en base a eso que pienso, creo que soy lo que pienso , me identifico plenamente con ello; por eso que si tengo atención plena y puedo ver que es solo un pensamiento que se irá y lo dejo marchar, simplemente lo observo, entonces me convierto en espectador de la vida, de la realidad sin ningún tipo de identificación.
Estoy relatando ahora una experiencia que yo viví como negativa y que en el fondo son las más fáciles de desapegarme porque no quiero vivirlas y normalmente huyo de ellas, pero cuando la película que me cuento es bonita, cuando lo que vivo es agradable para mí , entonces me recreo más y en el fondo estoy más atrapado y más preso de lo que pienso porque quiero seguir ahí, no quiero soltarlo porque la fantasía que me cuento me gusta.
Así vivo, así vivimos, fuera de la realidad que pasa por observar que pasa en el cuerpo esté con lo que esté en la mente, porque cuando llevo la atención al cuerpo entonces me doy cuenta de lo que estoy sintiendo donde quiera que ponga la atención, y ahí vuelvo a estar presente, a estar conmigo mismo , con atención consciente, porque el Cuerpo siempre está en el presente , nunca en el pasado ni en el futuro, el cuerpo siempre está aquí y ahora, si llevo la atención a él, vuelvo al momento presente.
A veces me doy cuenta de que lo que más me separa de mí mismo son las emociones y sentimientos positivos, las ideas y pensamientos que crean en mí este tipo de emociones y sentimientos, las creencias que me llevan a hacer sentirme bien, a buscar gozo y placer, porque normalmente cuando estoy inmerso en la vivencia de esta cualidad no soy tan consciente como cuando la vivencia es negativa. Y por supuesto que no estoy negando para nada en absoluto el vivir el goce y el placer, solo estoy dándome cuenta de que puedo vivir el gozo , el placer y los sentimientos positivos por supuesto pero con conciencia y atención plena, porque de este modo la cualidad de lo vivido cambia y no me apego a la situación, puedo soltarla porque también pasará.