15 mar. 2011

unos amigos..

ayer por la tarde vinieron a visitarme unos a amigos sin avisar.. así de repente, hacía bastante tiempo que no veía a alguno de ellos, y ayer aparecieron así de repente unos cuantos.
Normalmente me gusta saber cuando vienen mis amigos de visita porque eso me permite hacer preparativos especiales para ellos. Limpiar un poco más la casa que de costumbre, preparar una buena comida, mudar las camas, tener todo preparadito y en orden.
Esta visita inesperada me está ayudando mucho porque me hace darme cuenta de que tengo que tener siempre todo preparado en todo momento, tengo que vivir como si los amigos pudieran aparecer en cualquier momento para acogerlos como se merecen. Sí, vivir como si los amigos puediesen aparecer en cualquier momento , me gusta esta imagen porque es como hacerlo para mí , no esperar a que vengan para darme a mí lo mejor de mí, he de procurar llevarlo siempre conmigo.
En este caso además estos amigos inesperados son unos amigos muy especiales, porque a algunos de ellos hacía mucho tiempo que no los veía y algunos son amigos que quizás nunca antes había visto o en todo caso muy pocas veces. Además no sé como ni de qué manera pero se debieron poner de acuerdo entre ellos para venir todos juntos, lo cual a mí me ha descolocado un poco más.
Tratando de ser buen anfitrión de mis amigos voy a presentároslos, estos amigos tan especiales que han venido a verme son:
mis miedos
sí, mis miedos, y se han manifestado y presentado de diversas formas, concretamente la sensación que tengo en el cuerpo desde que llegaron es variada; siento una bola en la garganta en forma de nudo que está ahí presente, como algo que no acaba de entrar ni de salir del cuerpo, simplemente está ahí; podría abundar en la sensación física con una imagen mental que la acompaña y es la incertidumbre de lo venidero. Este amigo Incertidumbre me hace sentir esta sensación en la garganta, la cual está menos presente cuando aparece mi amiga Esperanza que desde que la conozco casi siempre le gusta estar acompañando a Incertidumbre, cuando Esperanza aparece y toma espacio, entonces Incertidumbre pierde intensidad desvaneciéndose un poquito sin dejar de estar ahí en la garganta pero con menos presencia cuando Esperanza aparece.
Otro de los amigos que ha venido a visitarme y esta vez ha venido vestido de Gala, como si viniese a una gran celebración, es mi amiga Proyección Mental, que no porque la vea a menudo deja de sorprenderme porque siempre aparece con una indumentaria diferente como si quisiera pasar desapercibida y sin embargo hoy viene dispuesta a exponerse a exhibirse a que todos la vean. Es precisamente ella la que atrae a casi todos los demás amigos, es la Reina de la Fiesta, normalmente todos la rodean para admirar su belleza. Sin embargo no tengo ninguna sensación física asociada a su presencia y es lo que me hace darme cuenta de que es una ilusión, no es real, sin embargo tiene mucho poder y ella lo sabe.
También veo como mi amigo el Pánico hace acto de presencia en muchos momentos para exhibirse delante de Proyección, cuando Proyección está en en la Fiesta todos van a su encuentro y ella va decidiendo como chica guapa en verbena de domingo con quién quiere bailar cada pieza. Y según si baila con uno o con otro mis amigos van o vienen, vienen o van.
Creo que voy a preparar una buena cena con todos ellos, celebrar su venida como se merecen, por todo lo alto.
Quiero ir al encuentro de cada uno, que no tengan que venir a verme y no encuentren a nadie en casa, que sepan que mi casa es su casa y que siempre estará abierta para ellos , ir al encuentro por si alguno se ha perdido y no ha encontrado mi casa, ir a recibirlo.
Cuando mi amigo el Pánico se regodea con Proyección y baila con ella me produce una sensación de vacío en el estómago, como si no hubiese nada que pudiese hacer para llenarlo, y cuando Proyección se toma algún descanso entre baile y baile, esta sensación se atenua levemente.
En general el tener a mis amigos los Miedos muy cerca de mí estos días produce en mí una sensación general de falta de espacio en mi pecho para poder respirar, acompañado de un empequeñecimiento de mí mismo , como sentirme arrugado , esto sucede independientemente de cual de ellos está más presente simplemente por el hecho de saber que han venido a visitarme.
Como buen anfitrión quiero también agradecer la visita a todos y cada uno de ellos, a los nombrados y a los no nombrados , a los visibles y a los ocultos porque su llegada está haciendo que limpie mi casa y que saque mis mejores manjares para compartir con ellos.
Gracias amigos.
Aquí está vuestra casa, venir cuando queráis, la puerta de mi casa está siempre abierta, y si venís y yo no estoy no os preocupéis y disfrutar de ella como si fuera vuestra.

namasté