27 feb. 2011

amor y respeto

solo cuando uno se respeta a sí mismo,puede respetar a los demás.
cuando uno se ama a sí mismo,puede amar a los demás.
el amor y el respeto son la misma cosa, no se da uno sin el otro.
independientemente de la profundidad del sentimiento que uno tenga hacia otra persona,lo primero es que me respete a mi mismo porque es de ahí de donde surge el amor.
porque aún teniendo un sentimiento profundo por alguien,si no respeto y no soy respetado,ese sentimiento puede ser cualquier cosa, quizás necesidad, pero no amor.
por eso es tan fácil vivir confundidos, confundir necesidad con amor.
sin embargo, tenemos a nuestro alcance la posibilidad de vernos en cada uno de los espejos que son nuestras relaciones.
pero a veces preferimos no vernos, porque tenemos miedo a no ser amados, a no ser queridos, a ser rechazados y vivimos toda la vida conformándonos sólo con las migajas que caen cuando el bollo de pan está encima de la mesa esperando ser comido por nosotros.
todos nos merecemos la mejor rebanada,no nos conformemos con menos, porque es nuestro pan, cojámoslo sin miedo, está ahí para tí.
todos somos merecedores de recibir amor, si me lo doy a mi mismo,si lo llevo siempre conmigo, entonces nunca me faltará, y estableceré mis relaciones desde el respeto y no desde la necesidad.
cuando me doy cuenta de que el amor está en mí puedo sentirme libre.

24 feb. 2011

desprenderse

"en la isla de Vancouver, hace bastante tiempo, los indios celebraban torneos para medir la grandeza de los príncipes. Los candidatos se dedicaban en esos encuentros a destruir sus más preciados bienes.
en la ceremonia echaban al fuego sus canoas, su aceite de pescado y sus huevos de salmón. también rompían sus vasijas y tiraban al mar sus mantas.
vencía el que se despojaba de todo; la comunidad consideraba unánimemente a ese indio como el mejor y el más grande"


22 feb. 2011

cuando

cuando me atrevo a :

compartir ; siento que el mayor tesoro no tiene valor si está guardado en un cofre de oro ,el tesoro es compartir.

dar: puedo ver que el hecho de dar cosas no tiene ningún valor en sí mismo,para mí muchas veces es solo una manera de pedir sin hacerlo, es como un engaño, como un no atreverse de verdad, es cuando me doy , cuando me entrego cuando realmente me atrevo a dar, a darme. Normalmente cuando doy cosas puedo ver que no me estoy dando, más bien estoy pidiendo en muchas ocasiones.

bailar sin sentirme juzgado, me siento libre de expresarme a través del movimiento de mi cuerpo en un momento y en un lugar, me siento presente. habitualmente siempre corto la expresión con la mente, no me permito ser libre del todo mientras bailo.

reir, me siento totalmente inmerso, solo hay risa.

pintar; me dejo llevar por los lápices de colores y luego contemplo la obra.

cuando me permito :

jugar me vuelvo un niño, me siento libre, con alegría

recibir, me cuesta, no lo hago fácilmente.

llorar es porque me permito conectar conmigo mismo y sentir el dolor que me acompaña.

manifestar mis miedos o mi vulnerabilidad normalmente se diluyen y se transforman en otra cosa.

aceptar al otro siento alegría compartida, amor compasivo.

aceptarme
me siento humano


no sé muy bien el significado de esta palabra, pero me gustaría algún día atreverme a amar.

20 feb. 2011

prem saraha

prem saraha es un nombre propio que está formado por dos palabras prem significa amor y saraha significa dar en el blanco, llegar a la meta, conseguir, focalizar.
alcanzar el amor ó prem saraha , así se llama la amiga con la cual he compartido estos días.
y antes de nada quiero agradecerle profundamente su entrega y su generosidad para conmigo y para con lo vivido.
hemos compartido este fin de semana , desde el jueves por la tarde hasta el domingo.
conocí a prem saraha en diciembre y cuando la ví por primera vez tuve la sensación de que era alguien a quién conocía de toda la vida, cercana, entrañable, cariñosa y sobre todo con una generosidad que rebosaba todo su ser. la sensación energética era de cercanía de acercamiento, la sentía cercana.
con respecto a las distintas sinergias que se dan entre las personas me gustaría decir que últimamente me dejo llevar mucho por lo que siento desde la intuición que desde la razón. y lo que también percibo es que normalmente cuando se dan estas sinergias es porque hay cosas vividas muy análogas entre las personas con las que siento cercanía, aunque esa analogía se manifiesta desde donde cada uno ha tenido la experiencia pero es algo que normalmente a posteriori se me confirma cuando puedo descubrir parcelas de la vida vividas por la otra persona que normalmente hay analogía con situaciones vividas por mí.
después de conocer a saraha, poco a poco fui constatando su inmensa generosidad y poco a poco me iba dando cuenta cada vez más de que estaba siendo un espejo que reflejaba situaciones vividas por mí.
una de las partes de mí en la que más me veía reflejado en ella era en un ser humano con miedo en búsqueda permanente del amor a través de la aceptación de los demás, alguien viviendo siempre hacia fuera, tratando de agradar, de “ comprar” afecto, incluso en algunos momentos de “mendigar” cariño, así me veía yo. como una búsqueda continua incansable de afecto, de cariño, de amor, de aceptación por parte del otro.
una situación que podría describir esta sensación de búsqueda continua de amor y de aprobación que vivo podría reflejarse a través de una realidad vivida que puedo tratar de expresar a través de un cuento tal como este:
era un día soleado de agosto de mil novecientos setenta y uno, yo tenía cinco y eran las fiestas de riveira , el pueblo donde nací. esa tarde fuimos mis padres, mi hermana de tres años y yo a las atracciones de feria como la mayoría del pueblo en esos días. mi hermana iba en la silla y yo iba de la mano de mi madre unas veces y otras de mi padre, a medida que íbamos bajando por la calle rosalía de castro hasta el malecón y nos íbamos encontrando con amigos de mis padres, hacíamos paradas para que todos pudieran ver lo guapos que estaban los niños o simplemente para compartir, con lo que la sensación que tenía es que nunca íbamos a llegar al malecón que era donde estaban todas las atracciones , se me hacía interminable el camino, tenía ansiedad por llegar y poder subirme en los caballitos tal como me habían prometido mis padres y parecía que ese momento se resistía a llegar. cuando al final llegamos a los caballitos y me subí, cada vez que giraba miraba para mis padres y disfrutaba, me reía , estaba feliz, viéndolos entre la muchedumbre, cada giro una mueca, una señal, justo cuando pasaba por delante de ellos, me preparaba ya para ver que iba a hacer en la vez siguiente, no podía parar de reírme y sentía su complicidad, su amor a través de la mirada, de los gestos. justo cuando el tiovivo se paró y de repente hubo mucho movimiento de gente y yo en lugar de esperar a que me recogiesen bajé y me fui en dirección contraria hacia ellos y cuando llegué al lugar donde los veía en cada giro , no los encontré , era tanta la muchedumbre que no los veía. poco a poco la angustia se fue apoderando de mí como una serpiente que se instala en el estómago y va subiéndo y creciendo dentro de mí, sigo moviéndome, buscándolos, cada vez con más desesperación ante la muchedumbre, no lloraba, estaba tan petríficado que solo tenía desesperación y la angustia me estaba invadiendo por todas las células de mi cuerpo , se expandía como un castillo de naipes cuando tiras el primero. no podía llorar, solo pensaba que todo aquello había estado preparado por ellos durante tiempo para abandonarme, porque no me querían, y no me querían porque siempre estaba llorando y querían tener una vida tranquila y me habían abandonado , ese era mi sentimiento y lo único que se expresaba en mí , lo único que podía percibir era angustia.una angustia tal que no me permitía nada más que dar vueltas y vueltas sin parar entre la muchedumbre. no podía articular palabra no podía llorar.
el tiempo pasaba y mi mente se enredaba más y más , cada vez la bola era mayor y la angustia crecía y crecía. solo quería encontrarlos, estaba perdido, absolutamente perdido y solo seguía caminando entre la muchedumbre sin articular palabra con la esperanza de poder encontrar la mirada de mi madre, la mirada de mi padre que me salvaran del infierno que era donde en ese momento estaba.
de repente nos vimos , no sé si ellos a mí o yo a ellos, y supongo que debido a que su desesperación era del mismo rango que la mía; lo primero que recibí cuando nos encontramos, supongo que después de la alegría de verme, fue una bronca que no hizo sino acabar de congelarme del todo y en ese momento empecé a llorar todo lo que me había estado conteniendo con anterioridad, así se manifestó la emoción, a través del llanto profundo.
esta sensación de búsqueda desesperada que se instaló en mi vida aquella tarde noche de agosto siguió presente en mí hasta hace poco tiempo, y la búsqueda de amor incondicional siempre iba acompañada de la sensación de no ser merecedor de recibirlo, porque no sabía con lo que me iba a encontrar, no sabía como iba a ser la reacción del otro , donde yo buscaba el amor.
con la presencia de saraha estos días, con su compartir , con su entrega, con su generosidad y con su amor incondicional para conmigo durante estos días se ha dado una situación que me ha permitido ver patrones fuertes de condicionamiento instaurados en mí. estos patrones los pude ver claramente , gracias a ella, a través de situaciones ordinarias comunes que vivo cada día .
el patrón en el que estoy pensando , del que no era consciente más que a un nivel teórico y que quiero compartir aquí es el patrón de no ser merecedor de…. , y la manera en la cual este patrón se manifiesta a través de mí es que muchas de las cosas que hago las hago como si fuese un ladrón, como si estuviese robando algo, a hurtadillas, a escondidas, a oscuras, con miedo a que me cojan.
Situaciones simples y cotidianas, por ejemplo, ahora estoy viviendo en una casa compartida donde yo tengo una nevera pequeña para mí y los dueños de la casa tienen otra pero tenemos buena relación y la verdad es que compartimos mucho, y hasta el momento no ha habido ningún problema entre nosotros.una de estas situaciones en las que me puedo ver claramente viviendo este patrón de no ser merecedor es por ejemplo si en un momento dado llego y no tengo a lo mejor nada para beber mío y voy a la nevera de ellos y me tomo simplemente un poco de zumo, lo hago a urtadillas para que no me vean, sintiéndome un ladronzuelo, en lugar de hacerlo abierta y libremente porque aún sabiendo que no hay ningún problema por ello, simplemente le podría decir , vale, no te preocupes, luego compro una botella de zumo y te la repongo, pero en lugar de eso lo hago como un ladrón, ocultándome para no ser pillado.
esta es solo una situación donde se refleja claramente para mí el no ser merecedor y la oscuridad que acompaña mi vida, pero se manifiesta de muchas otras maneras, en las relaciones , en la manera en que me relaciono, con oscuridad, con poca claridad en muchas ocasiones, con miedo a ser rechazado, como robando, como mendigando amor, necesidad de sentirme merecedor.
todo esto es algo que está profundamente enraízado en mí , y que se manifiesta también claramente en la forma de mi cuerpo que he ido construyendo con estos cimientos y con todos estos materiales y que es como es, entre otras cosas por todo esto , por como me relaciono con el mundo, por como percibo el mundo.
como un lugar hostil al que tengo que engañar para merecerme y poder obtener simplemente lo que necesito y de lo que sí soy merecedor. como un lugar con el que estoy en guerra y donde tengo que desplegar todas mis artes de engaño para poder acceder a lo que es mío porque por el simple hecho de estar vivo todos somos merecedores.
Y cuando hablo de ser merecedor en el fondo lo que trasciende, lo que está detrás es ser merecedores de amor, porque es desde ahí desde donde todo lo demás gira y es por el hecho de no sentirme merecedor de amor que no me siento merecedor de todo lo demás.
ayer por la mañana estando con saraha, en un momento dado ella me hizo una broma diciéndome que no me la merecía a ella, que no era merecedor de ella y ahí se activó todo el proceso que me permitíó ver todo lo que acabo de escribir.
por ello , por todo lo compartido, por tu generosidad infinita, por el amor tan inconmensurable que llevas dentro, por todo ello quiero honrarte, darte las gracias y decirte que me de alguna manera me he podido permitir todo esto porque dentro de mí en todo momento desde que te conozco sentí y siento que nunca me harías daño.
quiero darte las gracias por ello y compartir contigo que es gracias a la herida que cada uno de nosotros llevamos dentro que podemos sanar. es a través de la herida que podemos llegar a la sanación, y ésta se produce cuando estamos dispuestos a vivir con ese dolor y tomamos conciencia de que no podemos escapar de él, que siempre nos acompaña, que es parte de la condición humana.
gracias por mostrarme que es a través del disfrute cuando se produce la sanación.
la sensación de que lo que puedo ver en mí a través de ti como espejo que me muestras ; es ese dolor tan grande que llevas dentro de ti y como eres capaz de transformarlo en amor simplemente disfrutando y jugando.
Ver que en el fondo lo que tú muestras a las personas que te rodean es que la vida es como juego de sanación en el que solo hemos de disfrutar y jugar y donde todos somos merecedores de ello.

gracias saraha.

13 feb. 2011

plenitud

en este momento me siento profundamente confundido, no puedo diferenciar lo que es real de lo que es ilusión. no puedo diferenciar si lo que siento es real o si es un juego de la mente. no sé si estoy huyendo de lo verdadero hacia lo ilusorio o de lo ilusorio hacia lo verdadero. no puedo diferenciar si percibo la realidad o si me cuento un cuento que luego me creo.
precisamente este mes de febrero hace dos años estaba haciendo el segundo módulo de un trabajo en grupo en el cual parte del mismo se desarrollaba compartiendo en el círculo. todo iba transcurriendo con la normalidad que se le presume a este tipo de trabajos en los cuales no cabe duda que puedes profundizar en ti mismo.
de repente surgió la intervención de una mujer en el grupo que hizo que mi vida de repente adquiriera una dimensión diferente.
no era lo que decía, no era como hablaba, no era qué trataba de transmitir, no era como o qué emociones manifestaba , tampoco era su voz ni su forma corporal ; era el lugar donde ella estaba dentro de sí misma. por primera vez en mí vida acababa de percibir fuera de mí, en otra persona lo que siempre había buscado y anhelado encontrar.
- era posible, existía, se podía encontrar, gritó una voz en mí interior.

la alegría se instaló en mí desde el primer momento de su intervención, a través de ella estaba reconociendo lo que toda mi vida había buscado , me lo estaba mostrando sin pretenderlo, simplemente siendo ella misma.
cuando nos despedimos al acabar el trabajo,nos abrazamos y como pude y supe le transmití lo que había vivido durante su intervención.
con posterioridad a esto, y aunque vivimos bastante lejos el uno del otro seguimos manteniéndonos en contacto, viéndonos y compartiendo momentos. Hasta ahora en todos los encuentros que hemos tenido, que pueden haber sido de más o menos días , siempre me ha vuelto a pasar lo mismo que lo sucedido en febrero de hace dos años. Esta comunión, este reconocimiento del Ser, esta sensación de haber encontrado lo que buscaba manifestado en ella sigue estando presente en mi vida.
Sin embargo, cuando esto no está presente en la relación, cuando estoy viviendo en el “personaje” lo que nos separa se evidencia continuamente. Vivimos dos mundos diferentes, venimos de lugares diferentes, nuestras educaciones y nuestras vivencias están tan distantes que el atisbo o la idea de poder compartir nuestras vidas se desvaneció entre nosotros muy claramente.
Y es con esto con lo que me siento confundido , profundamente confundido. No solo confundido sino que la contradicción dió un paso al frente y se instaló en mi vida como alguien con quién convivir.
Esta confusión surge de que mi anhelo profundo de poder crear una vida desde un lugar de presencia, de amor que aparece encarnado en ella , y se manifiesta siempre, y aunque no permanece en todo momento es algo que siempre está si damos el espacio para ello.
Sin embargo lo que nos separa , las pequeñas cosas cotidianas, en definitiva , las formas, hace que ella manifieste con claridad la imposibilidad real de poder caminar juntos. Inicialmente esto produjo en mí dolor profundo y como consecuencia me cerré, como acto reflejo. Esto me lleva a decirme a mí mismo que esta posibilidad de compartir con ella el camino de la vida no existe debido a nuestra profunda incompatibilidad en las formas y fundamentalmente porque ella así lo vive.
Las primeras veces que se manifestaba este hecho, yo seguía confíando en la posibilidad de que se transformase pero a medida que el tiempo pasa, lo voy aceptando , y entonces me lo cuento a mí mismo como algo real, como algo que tiene que ser así y que no hay otra opción. Cuando me lo cuento veo que me lo voy creyendo cada vez más y más y que en el fondo lo que ella dice es obvio y constatable.
me cuento a mí mismo que es así, que no es posible, que es mejor transformar la relación en amistad sin tratar de forzar lo que no es , simplemente observar qué es realmente nuestra relación, sin tratar de dirigirla , sin tratar de llevarla por ningún camino, verla.
Mi confusión viene de que el sentimiento profundo de reconocimiento de mi alma, de mi ser o de cómo cada uno le quiera llamar, solo se da con ella . Y eso sigue estando ahí por mucha tierra que le quiera echar encima para taparlo, esto se manifiesta y está presente si damos el espacio , y realmente no nos cuesta nada crear ese espacio, si estamos presentes se da por sí mismo, y a veces se manifiesta aún a pesar de nosotros, es como si la vida nos hiciera regalos.
sin embargo me sigo contando a mí mismo que las formas nos separan y que no puede ser , pero en el fondo sigo confiando en la vida y en su capacidad de transformación.
Quizás el tratar de engañarme a mí mismo es un recurso para no sentir dolor, o quizás sea real que las formas impiden el compartir el camino. Quién sabe?
Y es que el lugar que compartimos es el lugar donde vive la plenitud, donde la plenitud está siempre presente.

presencia

11 feb. 2011

un espejo llamado intimidad

ayer por la noche tomé conciencia de qué supone para mí estar a una distancia corta con otra persona y qué activa en mí.
Cuando hablo de distancia corta me refiero a estar cerca de otra persona, simplemente estar cerca.
Puedo darme cuenta de cuando la relación se mantiene a distancia, mediante teléfono, mail, chat, etc.. tengo la posibilidad de huír , de escaparme si hay algo con lo que no quiero estar en ese momento.
Si algo de lo que estoy viviendo no me hace sentir bien y no quiero estar con ello, puedo evitarlo; en definitiva para no entrar en mí mismo, aunque mientras lo esté viviendo no sea consciente de que lo que estoy haciendo es huír y por supuesto mucho menos huír de mí mismo, pues el hábito de poner todo fuera de mí es tan grande que normalmente me lleva a no verlo. Curioso porque es precisamente de mí mismo de donde nunca puedo escapar, aunque a veces me engaño creyendo que sí puedo.
En la distancia muy corta por ejemplo cuando hay una relación sexual no consciente, en mí caso algo habitual, también es un lugar donde puedo escapar de mí mismo. Y la manera es utilizar el sexo como bálsamo o placebo para no estar presente con lo que hay, mediante la búsqueda de placer inmediato sin poner mucha conciencia en lo sagrado que es el acto en sí mismo.
Me resulta paradójico darme cuenta de que una de las formas de estar lejos de una persona ha sido el practicar sexo con ella, aunque no siempre haya sido así, muchas veces lo utilicé como una huída sin ser consciente de ello.
Todo ello me indica y me muestra con claridad donde estoy, me permite ver la inconsciencia en la que vivo.Sin juzgarme, acogiéndome, siendo compasivo conmigo , pero viéndolo, no negándolo.
Por eso ayer cuando me encuentro con :
- ¿ qué es para ti la intimidad?
De repente me quedé parado y reflexioné como habitualmente preguntándome que NO es para mí la intimidad y lo que quede al final suele arrojar luz sobre lo que en realidad es para mí. Puedo ver que es una manera de funcionar habitual de mi mente. Entonces me hice la pregunta:
- ¿ qué no es para ti la intimidad?
Y me fui contestando a mí mismo distintas cosas:
- El sexo tal como lo he vivido.
- Hablar de mí.
- Mostrarme en grupo a veces porque es un escape también pues muestro directa y rápidamente cosas pero a veces para ocultar otras.
Y observando las respuestas me dí cuenta de que en todas las
opciones siempre había una posibilidad de huída, siempre me dejaba una puerta trasera por donde poder escaparme de la situación en la que me encontraba si no quería seguir en ella.
Y algo importante para mí en estas situaciones de poder huír es el hecho de poder hacerlo sin llamar la atención, sin que los demás casi ni se dieran cuenta, o que pasase desapercibido según mi percepción, aunque luego realmente no fuera así.
Fue entonces cuando ví claro que en la distancia corta con una persona, esta posibilidad de huída se reduce y sobre todo es muy evidente cuando se produce. Por lo que en estas situaciones trato más de evitarlas que de huír cuando estoy en ellas. Aunque la evitación es también en muchos casos un tipo de huída, pero siempre hay algo que me pueda contar a mí mismo que me sirve para justificarlo. Viendo esto me dí cuenta de lo que supone para mí relacionarme en la distancia corta. Es un espacio donde se manifiesta más mi intimidad, porque me he de mostrar más y menos posibilidades de escape, y también un lugar en el que puedo verme más.
Así me doy cuenta de que mi intimidad está relacionada con la distancia con la que yo me relaciono conmigo mismo más que con la distancia a la cual me relaciono con los demás.
Mi intimidad emerge y aparece cuando estoy dispuesto a estar con lo que sea que surja y compartirlo con otra persona. Cuando estoy dispuesto a verme a mostrarme con lo que sea que se esté dando. La distancia que delimita la verdadera intimidad no es la distancia física a la que me encuentro de la otra persona con la que comparto, sino la distancia a la que estoy de mí mismo.
Es cuando me permito estar conmigo mismo con lo que quiera que pueda surgir, sin escapar de ello; cuando estoy dispuesto a acogerme y a mostrar compasivamente toda mi vulnerabilidad cuando emerge lo más íntimo que hay en mí y se manifiesta en ese momento.
Este espejo se llama intimidad.


10 feb. 2011

estar despiertos


“No hacer daño exige estar despierto, lo cual supone, entre otras cosas, actuar con menos precipitación para estar conscientes de lo que decimos y hacemos. Cuanto más observamos nuestras reacciones emocionales en cadena y comprendemos su funcionamiento, más fácil nos resulta abstenernos. Permanecer despiertos, no precipitarnos y ser conscientes de lo que ocurre se convierte entonces en un modo de vida”.

Pema Chödrön

7 feb. 2011

anatta

anatta es uno de los tres fundamentos del ser humano para los budistas, es un aspecto de la doctrina budista que defiende la no existencia de un Yo permanente en cada individuo. Según el budismo, la idea de sí mismo es una creencia falsa o imaginaria sin correspondencia con la realidad. La no existencia de un yo separado es a lo que en budismo se le denomina anatta.
En septiembre de 2009 estuve en un retiro de meditación con Dhiravamsa en A Ramallosa , Nigrán, cerca de Bayona.
A medida que el retiro avanzaba podía percibir como fruto de la meditación el estado de presencia y atención eran mayores.
Un día en la primera meditación de la tarde y por unos instantes tuve un insight un estado de asombro se apoderó de mi, solo duró unos segundos, podía percibir: No hay manu, Manu no existe como tal, no hay separación, soy una parte del todo. Fue una sensación increíble, como un flash, cuando quise agarrarlo se diluyó.
Fue tomar conciencia de que no hay nada separado, somos partes de un todo.
Doy gracias por ello.

cotobada


Hace unos años en una aldea de un pueblo de Galicia conocí a al señor Manolo de Cordas, un labrador que llevaba toda la vida cultivando las tierras y era buen conocedor de la zona.
Hombre entrañable, bueno, de mirada limpia y clara, impregnado de la sabiduría de la vida cotidiana, alababa la generosidad de la tierra y su vida estaba llena de agradecimiento a ella, por haberle permitido vivir:
- Tú solo haces tus labores y ella te da todo, te da fruto, alimento , agua , todo lo que necesites , te da vida , decía siempre; con admiración y respeto devocional hacia ella, pisándola como quién bajos sus pies siente un lugar sagrado.
Afable y gran contador de historias y realidades de la vida.
Un día caminando por los montes da Curota me preguntó, quieres saber como funcionaban antiguamente los caciques?
Por supuesto, me gustaría que me lo contases le contesté mirando sus ojos impregnados de rabia.
- Te voy a contar algo que le pasó a mi abuelo que también era labrador como yo, se llamaba Antonio.., Antonio de Cordas.
Mi abuelo Antonio y mi abuela María eran labradores y vivían de cultivar la tierra y de ella mantenían a sus seis hijos que a medida que iban creciendo también ayudaban en las labores del campo , todas las manos eran pocas para poder mantener a la familia, estamos hablando de principios del siglo XX. Mi abuelo Antonio era muy trabajador y buen jornalero , además de cultivar su tierra también trabajaba a jornal para otros cuando se lo solicitaban.Era difícil mantener a seis hijos viviendo solo de la tierra, pero en casa siempre había para comer. Un año , en 1911 , mi tía Juanucha cayó enferma de tuberculosis y necesitaba cuidados y medicinas que en aquellos momentos escaseaban y eran muy caras. En casa de mi abuelo no había dinero, solo vivían al día con lo poco que iban consiguiendo de la tierra.
Ante la desesperación , mi abuelo Antonio fue hablar con Don Germán .
Don Germán López y García del Álamo era el cacique del pueblo, muy rico y realmente el hombre más influyente de la zona. De trato campechano y cercano con sus paisanos, Don Germán se sentía orgulloso de ser el hombre más influyente del pueblo y de “ayudar “ a sus paisanos.
- Hola Don Germán , tenía que hablar con usted, porque tengo un problema.
- Hombre Antonio, que tal María y los chavales, como va la vida?
- Pues de eso precisamente quería hablarle Don Germán, tengo a Pilar la hija mayor con tuberculosis y está la cosa muy complicada, no tenemos dinero para poder pagarle un médico en Santiago y darle medicinas, estoy muy preocupado.
- Antonio, aún tienes Cotobada ? ( era el nombre de la única finca de mi abuelo Antonio), preguntó Don Germán conocedor de la respuesta porque no había nada en el pueblo que se le escapara.
- Sí, claro Don German, es de lo que vivimos de trabajar la tierra, no sé hacer otra cosa.
- Bueno, Antonio, entonces creo que podemos arreglar el tema, si quieres te puedo hacer un préstamo de Mil pesetas y pones como garantía Cotobada, dentro de un año me pagas Mil cien pesetas contando principal e intereses y te devuelvo la escritura de la finca y así puedes tener dinero para el médico de la niña y algo más para lo que puedas necesitar .
- Pero Don Germán , usted sabe que Cotobada vale por lo menos Diez Mil pesetas , porque José de Penisqueira vendió la Tarreixa que era una finca la mitad de Cotobada y peor ubicada y con más pendiente por ocho mil pesetas el año pasado.
Don Germán conocedor del valor real de Cotobada dijo:
- Antonio, pero tú me vas a devolver el dinero cuando se cumpla el plazo y yo te devuelvo la escritura de la finca, si necesitas algo más de dinero lo podemos hablar.
- Tiene razón Don Germán, dijo Antonio, con mil pesetas espero que nos podamos arreglar y poder pagárselas en el plazo convenido.
- Bueno, entonces traeme la escritura de propiedad de la finda, redactamos el documento y te llevas el dinero el próximo jueves, te parece bien? Dijo Don Germán con la seguridad de sentirse conocedor de que la necesidad de Antonio.
- Vale, el jueves paso entonces por su despacho , dijo Antonio también contento por saber que podría ayudar a su hija y que en el plazo de una año podría devolver tranquilamente las mil cien pesetas a Don Germán, era un buen acuerdo también para él .
Al llegar a casa el Sr.Antonio le dijo a María el acuerdo al que había llegado con Don Germán y ella se puso contenta porque la esperanza de recuperar a su hija iluminaba su rostro, era lo único que pensaba, que su hija se pusiera buena.
El jueves según lo acordado se firmó el contrato de préstamo en los siguientes términos:
En el lugar de Fondevila, término municipal de Riveira
Reunidos de una parte Don Germán López y García del Álamo, mayor de edad y vecino de este término municipal con documento de identidad número : 832.345, actua en su propio nombre y derecho en calidad de prestamista y de otra parte Don Antonio Cordas Laíño con documento de identidad número : 456.234 , actua en su propio nombre y derecho en calidad de deudor .
Acuerdan:
Que Don Germán le presta la cantidad de Mil Pesetas a Don Antonio por el plazo de un año .
Don Antonio Cordas se compromete a pagar antes del día 8 de Febrero de 1912 la cantidad de Mil Cien Pesetas en concepto de devolución de principal e intereses a Don Germán López y García del Álamo; que como garantía del préstamo Don Antonio Cordas Laíño aporta la escritura de propiedad de la finca Cotobada cuya descripción es la que sigue:
Finca a labradío , prado y monte , sita en el lugar de Sidreiras, de cabida veintiocho ferrados, y tres cuncas y cuyos linderos son ; al Norte: Finca de Don Germán López y García del Álamo, Sur: Finca de Don Germán López y García del Álamo, Este; Río Ameneiro y Oeste : Parcela cerrada sobre sí propiedad de Don Germán López y García del Álamo.
Que si en la fecha indicada del 12 de febrero del año 1912 el Sr.Antonio Cordas Laíño no entrega la cantidad indicada de Mil Cien Pesetas a Don Germán López y García del Álamo, éste pasará a ser propietario de la citada finca Cotobada.
Así lo aceptan y firman en el lugar arriba indicado a día 7 de Febrero de 1911 en el momento en el que el Sr.Antonio Cordas recibe la cantidad de Mil pesetas de Don Germán López y García del Álamo, sirviendo este documento como la más fiel y garante carta de pago.
Fdo: Antonio Cordas Fdo:Germán López
La mano firme y agradecida de Don Antonio se extendió y se ofreció a la temblorosa de Don Germán y con ese apretón se cerraba el acuerdo.
Antonio se apresuró a su casa para entregarle el dinero a su mujer para poder hacer todo lo necesario para llevar a su hija al médico si todavía no era demasiado tarde.
Pasaban los días y la hija de Antonio y María no mejoraba ni respondía al tratamiento, murió de tuberculosis once semanas después de haberse firmado el documento.
Al cabo de varios meses la vida seguía su curso y Antonio y sus otros hijos trabajaban la tierra como lo habían hecho toda su vida,
En el mes de octubre de 1911, meses antes de lo acordado, Antonio ya tenía las mil cien pesetas para devolverle a D.Germán.
- Hola Don Germán, dijo Antonio le traigo las Mil cien pesetas para saldar la deuda que tengo con usted.
- Siento lo de tu hija Antonio.
- Así es la vida Don Germán, la tuberculosis se lleva a mucha gente en estos tiempos, no pudimos hacer nada más, comentó con resignación y con humedad en sus ojos.
- Aquí tiene sus mil cien pesetas, y muchas gracias por lo que ha hecho por mí, le estaré siempre agradecido Don Germán, muchas gracias.
- A mandar Antonio, para eso estamos. Pero mira hombre, no me devuelvas el dinero , porque todavía faltan varios meses y si lo necesitas para cualquier cosa no tienes porque volver a pedírmelo, además te va a costar lo mismo devolvérmelo ahora que en el plazo indicado, llévatelo y ya me lo devolverás en la fecha acordada.
- Muchas gracias Don Germán, agradezco su ofrecimiento pero mira, ya tengo el dinero y prefiero pagárselo ahora, estaré mucho más tranquilo y ahora tengo el dinero.
- Como quieras, pero mira, si te lo quedas, lo sigues teniendo y llegado el momento me lo devuelves y todo arreglado, siempre puede surgir algún imprevisto, y ahí está.Hazme caso Antonio, llévatelo. Yo no lo necesito ahora y tú a lo mejor sí. Vuelve cuando quieras y no vengas a pagarme hasta el día que día del vencimiento , no te preocupes.
- Bueno, gracias Don Germán, le estoy muy agradecido.
Antonio salió de allí con las mil cien pesetas y al llegar a casa se las dio a María para que las guardara sabiendo que no las volvería a tocar hasta el día del pago, que se las llevaría a Don Germán para saldar su deuda y recuperar la escritura de Cotobada.
Cuando llegó el día 12 de febrero del 1912 , a las ocho de la mañana Antonio estaba en la oficina de Don Germán a primera hora , llevaba las mil cien pesetas en una bolsa de tela en la mano agarradas como una madre a su hijo recién nacido. Cuando entró en la oficina allí estaba un empleado que le dijo a Antonio.
- Hoy Don Germán está de viaje, no vendrá hasta la semana que viene, ha tenido que irse ayer por la noche por unos asuntos a Madrid.
- Bueno, pues aquí tengo el dinero para saldar su deuda que vence hoy y para llevarme la escritura de la finca que puse como garantía.
- Lo siento, pero eso solo lo puede hacer Don Germán, yo no tengo poder para saldar esa deuda y no estoy autorizado a hacerlo, la semana que viene estará por aquí Don Germán , vuelva usted el miércoles y lo arreglará con él.
Antonio se fue a casa y le comentó a María lo que había pasado y no estaban muy tranquilos, pues sabían de la fama de Don Germán , que siempre tenía buenas palabras pero su sangre se helaba cuando había negocios por medio.
Esa semana de espera se hizo larga interminable.
El día de la vuelta de Don Germán, Antonio estaba allí a primera hora.
- Hola Antonio, le dijo Don Germán cuando lo vió , como va todo.
- Vengo a saldar la deuda .
- Pero el plazo venció la semana pasada Antonio, la deuda ya está saldada, precisamente ayer fui al Registro de la Propiedad a registrar Cotobada a mi nombre como acordamos en el contrato porque el plazo ya venció y no pagaste tu deuda.
El corazón de Antonio se heló de repente y la ira salía de sus ojos.
- Pero Don Germán, eso no puede ser, yo estuve aquí el día del vencimiento y usted sabe que en repetidas ocasiones yo quise pagar la deuda y usted no me lo permitió , me dijo que no habría problema.
Era práctica común en aquella época entre los caciques no estar disponibles el día de los vencimientos de los contratos.
- Lo siento Antonio, pero un trato es un trato , y los documentos están para cumplirlos. Pero no te preocupes , porque podrás seguir usando y trabajando Cotobada , te la arrendaré a cambio de la mitad del grano que obtengas cada año y en el fondo es como si fuera tuya, quizás mejor todavía, porque no tendrás ni que pagar la contribución ni ningún impuesto.
La humedad en los ojos de Antonio se hacía más visible y su ira se iba transformando en resignación.

- Pero no hay nada que pueda hacer para recuperar Cotobada Don Germán? La finca fue de mi padre, de mi abuelo, viene de siempre de mi familia. Preguntó Antonio, dándose cuenta de que el cacique lo había engañado como a tantos otros en el pueblo.
- Pero Antonio, si en realidad es como si fuera a seguir siendo tuya, la vas a trabajar y puedes seguir viviendo de ella tú y tus hijos en el futuro también.
La resignación a recuperar Cotobada ya se había instalado en Antonio, y ya solo pensaba en sacar las mejores condiciones posibles en el arrendamiento.
- Don Germán , no puedo pagar la mitad de la cosecha, no podríamos vivir con la mitad restante.
Los labios de Don Germán ya adquirían la forma de sonrisa, consciente de su poder y de que su objetivo era una realidad.
- Por favor Don Germán, quizás pudira pagarle con un tercio del grano y de la cosecha de cada año, sugirió Antonio con voz tenue y temblorosa.
- Que buen negociante eres, vale , de acuerdo, tú ganas dijo con ironía D.Germán.
Antonio parecía incluso sentirse contento y agradecido hacia Don Germán por el buen acuerdo que había conseguido en el arrendamiento; parecía que la resignación se había transformado en alivio como cuando el médico te dice que lo que tienes puede ser un cáncer y al final te dicen que es una simple infección.
- Esta es la historia de mi abuelo, pero también es la historia de nuestro pueblo, es la historia del ser humano , me dijo el Sr.Manolo de Cordas con lágrimas en los ojos…
Y levantando el dedo índice me señaló:
- Ves aquella finca cerrada con muro de piedra y con la casa en el medio? Me preguntó
- La que linda con el Río? , pregunté.
- Sí, la que linda con el río,pues aquella finca es Cotobada, se la compré a los nietos de Don Germán hace veinte años y todas las demás suyas que tenía alrededor. Dilapidaron todo el patrimonio de la familia malvendiéndolo entre todos los hermanos, y es que lo que fácil se gana, fácil se pierde.
- Ahora tres nietos del Sr.Germán trabajan para mi hijo en el aserradero y son como de la familia, se llevan muy bien con nosotros y los queremos mucho, tuvimos que ayudarlos para que no les embargaran la casa y viven dignamente de su trabajo, aunque lo pasaron mal durante tiempo.
- Ven , te la voy a enseñar y la recorremos entera y luego hacemos un café al lado del fuego.
- Gracias Sr.Manolo, dije sintiendo como mío su orgullo.
- Sabes? , Cuando el ser humano se dará cuenta de que todo se queda aquí? Que no nos podemos llevar nada de esta vida? Todo lo que tenemos es para nuestro disfrute y para vivir, pero no podemos poseer nada. La Tierra nos regala todo cada día, pero no podemos poseerla, ella lo sabe, pero nosotros , a veces, nos olvidamos y creemos que un papel nos hace dueños de algo. Solo podemos disfrutarlo y obtener su fruto, no hay nada que podamos poseer.

Lo miré a los ojos y percibí como mi cuerpo se extremecía , mi pecho se agrandaba y sentía danzar a las células dentro de mí.
Me miró,me cogió del hombro y caminamos hacia Cotobada.
Cotobada es un lugar real con un río hermoso, pero sobre todo es un lugar en el corazón humano, el lugar donde reside el amor, el lugar desde donde el ser humano se entrega a la vida, se rinde ante ella y la honra.




-

3 feb. 2011

ayer por la mañana

Durante la noche todas las luces de la casa estaban encendidas, lo cual no era normal, siempre había un momento en que Mouni o Sarah apagaban las luces, pero ayer habían quedado encendidas toda la noche.
Por la mañana al despertar seguían encendidas y no había nadie en la cocina ni en la sala, lo cual no era normal, era como si no hubiera nadie en la casa.
Salí de casa para dar un paseo y de repente me viene una idea a la mente : Y si están muertos? Sí ellos están muertos. Una vez que surgió este pensamiento, a cada paso que daba se iba haciendo más y más fuerte, empezaba cada vez a coger más poder; se estaba empezando a montar la película; me decía, yo aquí en Inglaterra sin casi saber inglés, y solo yo en casa , si están muertos, seré el único sospechoso y Scotland Yard me hará preguntas, y no me puedo expresar bien en inglés, tengo que llamar a Paco(un amigo abogado de Coruña que habla inglés), que venga para aquí a ver si me puede ayudar. Seguro que voy a la cárcel, y no podré explicarme, encontrarán mis huellas por la casa, pensarán que los maté yo, qué voy a hacer ahora?
Cada vez la historia cogía más y más fuerza, y yo me iba empequeñeciendo a medida que la historia crecía y se desarrollaba.
De repente me paré y lo ví, me dí cuenta, dije : Esto es la mente, me tiene totalmente atrapado, y no puedo hacer nada para salir de ahí de esta angustia que se manifestaba en el cuerpo en forma de bola en la garganta y movimiento en la zona del pecho, como una nube negra en movimiento.
Me dí cuenta de que era la fuerza de la mente, seguí caminando y la historia se desvanecía poco a poco, pero por momentos resurgía con mucha intensidad y me volvía a atrapar, pero ya me había dado cuenta que era la mente y el tiempo que me tenía atrapado era menor.
Poco a poco se iba difuminando hasta que cuando llegué a la casa me encuentro con la rueda del coche pinchada y nadie en la casa pero el coche de Mouni no estaba aparcado , con lo cual era señal de que había salido y eso me tranquilizó; al rato llegaron, venían de hacer compras. Ellos totalmente ajenos a mi historia estaban viviendo lo suyo, todo se desvaneció sin más.
Pero pude darme cuenta de que cuando algo te atrapa en la mente , me identifico plenamente con ello, le doy fuerza y poder y creo que yo soy eso que pienso y vivo en base a eso que pienso, creo que soy lo que pienso , me identifico plenamente con ello; por eso que si tengo atención plena y puedo ver que es solo un pensamiento que se irá y lo dejo marchar, simplemente lo observo, entonces me convierto en espectador de la vida, de la realidad sin ningún tipo de identificación.
Estoy relatando ahora una experiencia que yo viví como negativa y que en el fondo son las más fáciles de desapegarme porque no quiero vivirlas y normalmente huyo de ellas, pero cuando la película que me cuento es bonita, cuando lo que vivo es agradable para mí , entonces me recreo más y en el fondo estoy más atrapado y más preso de lo que pienso porque quiero seguir ahí, no quiero soltarlo porque la fantasía que me cuento me gusta.
Así vivo, así vivimos, fuera de la realidad que pasa por observar que pasa en el cuerpo esté con lo que esté en la mente, porque cuando llevo la atención al cuerpo entonces me doy cuenta de lo que estoy sintiendo donde quiera que ponga la atención, y ahí vuelvo a estar presente, a estar conmigo mismo , con atención consciente, porque el Cuerpo siempre está en el presente , nunca en el pasado ni en el futuro, el cuerpo siempre está aquí y ahora, si llevo la atención a él, vuelvo al momento presente.
A veces me doy cuenta de que lo que más me separa de mí mismo son las emociones y sentimientos positivos, las ideas y pensamientos que crean en mí este tipo de emociones y sentimientos, las creencias que me llevan a hacer sentirme bien, a buscar gozo y placer, porque normalmente cuando estoy inmerso en la vivencia de esta cualidad no soy tan consciente como cuando la vivencia es negativa. Y por supuesto que no estoy negando para nada en absoluto el vivir el goce y el placer, solo estoy dándome cuenta de que puedo vivir el gozo , el placer y los sentimientos positivos por supuesto pero con conciencia y atención plena, porque de este modo la cualidad de lo vivido cambia y no me apego a la situación, puedo soltarla porque también pasará.