24 feb. 2011

desprenderse

"en la isla de Vancouver, hace bastante tiempo, los indios celebraban torneos para medir la grandeza de los príncipes. Los candidatos se dedicaban en esos encuentros a destruir sus más preciados bienes.
en la ceremonia echaban al fuego sus canoas, su aceite de pescado y sus huevos de salmón. también rompían sus vasijas y tiraban al mar sus mantas.
vencía el que se despojaba de todo; la comunidad consideraba unánimemente a ese indio como el mejor y el más grande"